info@emeduc.org

El idioma de los niños: Juegos para el aprendizaje

El idioma de los niños: Juegos para el aprendizaje

La importancia de los juegos para el aprendizaje

Aprender inglés siendo hispanoparlantes es un desafío alcanzable para todos, pero cuando somos pequeños más que un desafío es una oportunidad de juego, diversión y aprendizajes significativos que dejan una huella de calidad en nuestra competencia lingüística.

Hoy en día, muchos padres consideran de vital importancia el hecho de que sus hijos puedan aprender inglés, ya que tienen muy en claro que es un idioma fundamental para desenvolverse en la vida. Les preocupa que éstos sean capaces de hacerse camino en el mundo actual, altamente competitivo, y de tener éxito en su futuro.

Que los niños puedan aprender inglés es una manera de apoyar su crecimiento y desarrollo personal, pero… ¿Ellos desean hacerlo? ¿Cómo promover este interés sin causar un estrés innecesario? Bueno, eso es sencillo puesto que aprender inglés no tiene por qué ser aburrido; de hecho, la mejor manera de hacerlo en edades tempranas es utilizando el idioma favorito de los niños…el juego.

El valor pedagógico de aprender inglés a través del juego

El juego es un fin en sí mismo porque genera placer y alegría por el simple hecho de hacerlo y también es un poderoso método para optimizar los procesos de enseñanza y de aprendizaje. En este sentido podemos decir que los juegos para aprender inglés son la metodología por excelencia para trabajar con niños y por esta razón se considera que poseen un valor pedagógico fundamental en la capacitación docente para la enseñanza de este idioma en varios sentidos:

  • Ayuda a desarrollar la tolerancia a la frustración: si nos equivocamos en un juego ¡no pasa nada! Sólo tengo que volver a intentarlo, no es tan grave…“estamos jugando”.

  • Ayuda adaptarse a diferentes situaciones: hay una gran variedad de juegos para aprender inglés por lo que los niños pueden ejercitar el uso de la lengua e ir estructurando los esquemas cognitivos que facilitarán su generalización a otras situaciones.

  • Proporciona un refuerzo positivo: dicho refuerzo estimula la adquisición y desarrollo del idioma ya que el niño irá asociando el placer y la alegría de jugar con el idioma que está aprendiendo. El niño conecta emocionalmente con sus nuevas habilidades.

  • Mantiene el nivel motivacional: los juegos pueden ir creciendo en dificultad, ofreciendo obstáculos, desafíos y competencias, lo que hace más divertido e interesante el aprendizaje.

  • Permite el aprendizaje en edades tempranas: estudiar en inglés no es lo mismo que jugar en inglés. Los más pequeños aprenden casi sin darse cuenta, de una manera natural y sin esfuerzos, hasta los bebés pueden sentar las bases para el posterior desarrollo de la lengua a través del juego.

Ahora bien, el juego no es sólo cosa de niños ¡Los grandes también podemos jugar! Además los más pequeños necesitan de alguien que los acompañe y guíe en este camino. Por ello, si te apasiona esta temática puedes encontrar una gran variedad de juegos para aprender inglés y enriquecer tus actividades. Una interesante opción es la que encontramos en entornos virtuales, como por ejemplo Burlington Kids, una serie de libros digitales para alumnos de nivel primario que incluye juegos, videos, canciones, textos animados y actividades interactivas. Sólo es cuestión de investigar, apropiarse de las herramientas y animarse a jugar. Con todo esto seguramente te convencimos de las bondades del juego como metodología para incorporar el inglés entornos educativos ¿Te animas a aprender y a enseñar jugando?

Lic. Andrea Ruiz

3 thoughts on “El idioma de los niños: Juegos para el aprendizaje

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *