Errores en las pruebas IELTS y TOEFL que no se relacionan con el conocimiento del idioma

En un principio es lógico que los estudiantes fortalezcan las debilidades que tienen en el idioma, sin embargo, es muy frecuente verlos enfrentarse a circunstancias que los toman fuera de base y para las cuales no tuvieron el menor reparo de anticiparlas.

La preparación puede ser tan intensa, que practican hablar y escuchar por mucho tiempo y se olvidan de la importancia de una charla natural y cotidiana que les permite fluir tranquilamente. Es en el día a día que deberían obligarse a hablar con personas que estén familiarizadas con el idioma, o que tengan el mismo interés de mejorar su nivel de inglés. Personas que les permitan tener la confianza para exigirse mientras pulen los errores sin la presión de un ente evaluador, evitando hablar lo menos posible su idioma natal.

Cuando llegue el momento de presentar la prueba, es necesario que informen que toman el examen por primera vez, ya que hay aspectos de los cuales deben ser enterados antes de iniciar. De no informar, van a perder tiempo preciado al iniciar la prueba mientras les indican algunos aspectos técnicos, perdiendo así la oportunidad de participar en los primeros ejercicios. 

En el momento del examen reciben un cuadernillo de preguntas y una hoja de respuestas. Algunos estudiantes marcan las respuestas en el cuadernillo y esperan hasta el final para transcribirlas a la hoja de respuestas. Los estudiantes deben cuidar los tiempos para cada respuesta, ya que no pueden darse el lujo de hacer reprocesos; debido a que el tiempo para revisiones de cada sección del examen es muy limitado y no es suficiente para pasar las respuestas del cuadernillo a la hoja de respuestas.

Otros alumnos se enfocan totalmente en las habilidades propias del idioma y no investigan la mecánica del examen, por lo que no llegan preparados e interrumpen su proceso repetidas veces al tener que solicitar asistencia. No saber cómo funciona el examen hace que pierdan recursos valiosos, y especialmente que el miedo y los nervios detengan el desarrollo del mismo.

Una de las metodologías con la que los estudiantes se preparan, es la repetición, incluso durante exámenes o parciales. Sin embargo, llegar a las pruebas y pretender que les repitan las preguntas durante la sección de listening es un error; ya que las mencionan una única vez y al no responder el estudiante se frustra aunque sepa que tiene el conocimiento. El estudiante se encuentra a tan solo una habilidad para lograr transmitir lo que sabe y certificarse en su nivel de inglés.

Los anteriores son algunos de los errores que los estudiantes cometen durante la presentación de los exámenes TOEFL y IELTS, sin embargo, hay otros aspectos por analizar los cuales compartiremos en nuestro próximo artículo.