La importancia de contar con una certificación internacional de idiomas

El mundo laboral impulsa a trabajadores y profesionales de todo el mundo a prepararse para un mercado laboral pujante y competitivo. Hoy ya no es suficiente con un título universitario, sino que es indispensable tener conocimientos en lenguas extranjeras para poder contar con un valor diferencial y acceder a mejores oportunidades laborales.
 
Durante la etapa de escolarización y también universitaria, es común que las personas reciban la enseñanza de algún idioma en la escuela, o bien, asisten a institutos de idiomas para adquirir conocimientos de inglés. Sin embargo, no todos logran continuidad y certificar lo aprendido. Por ello, cuando en la vida más adulta quieren postularse a determinadas búsquedas laborales, se encuentran con grandes inconvenientes.
 
La mayoría de las pequeñas y grandes empresas, solicitan a los postulantes certificaciones internacionales de idiomas. En algunos casos, son requisitos excluyentes. En consecuencia, se pierden de grandes oportunidades profesionales.
 

Sobre las certificaciones internacionales y sus características


Una certificación internacional de idiomas, es aquella que avala los conocimientos adquiridos de una persona sobre una lengua en particular. Los mismos, son emitidos por organismos reconocidos internacionalmente y tienen validez en todos los países del mundo.
 
En el caso de la lengua inglesa, una de las más importantes, existen distintos tipos exámenes. Dependiendo de la preparación de cada persona y su objetivo personal y profesional, podrá optar por uno u otros. A continuación, compartimos una infografía con información referente a cada uno de ellos.

Por otro lado, existen otras certificaciones para avalar los conocimientos en otras lenguas. En el caso del francés, se destacan el TFC (Test de conocimiento de francés), que mide el conocimiento lingüístico de las personas no francófonas. También el DELF (Diplôme d’études en langue française), uno de los más populares, el cual responde a los distintos niveles establecidos por el Marco Común Europeo. Así es que este examen, evalúa cuatro niveles de competencias (DELF A1, A2, B1, B2) que son independientes entre sí, y permiten a los alumnos rendir el test que sea más acorde a sus conocimientos de francés.  

El alemán, una de las lenguas más difíciles de aprender, también posee dos exámenes internacionales para certificar. Uno de ellos es el WiDaF que se utiliza en los ámbitos laborales, y el BRIGHT Deutsch que tiene fines más académicos y profesionales. Por otro lado, podrán evaluarse además de manera oficial, los conocimientos de chino (HSK) y de español con los test DELE y BRIGHT Español.

Beneficios de contar con una certificación oficial

  1. Otorga credibilidad a las competencias linguísticas de una persona, sobre una lengua en particular.
  2. En el ámbito laboral, permite mejorar la posición de un candidato frente a otros.
  3. Permite acceder a becas internacionales de estudios.
  4. Brinda la oportunidad de realizar estudios de posgrado en otros países del mundo y ser admitido por las mejores universidades.